Embarazo en tiempos de COVID-19: ¿Qué sabemos sobre la vacunación contra el SARS-CoV-2 en mujeres embarazadas?

Published On: 26/09/2021

Desde el comienzo de la pandemia, el desarrollo de vacunas ha sido el enfoque principal para detener el incremento del número de casos y disminuir el número de personas fallecidas por COVID-19. En los estudios clínicos Fase 3 que se realizaron para evaluar la seguridad y eficacia de las vacunas que han sido aprobadas hasta el momento las mujeres embarazadas no fueron incluidas. Por otro lado, los estudios clínicos en curso donde se incluyen gestantes se han limitado a evaluar solo gestantes en etapas tardías del embrazo. Debido a esto es limitada la información que existe sobre la respuesta inmunológica a la vacunación en el embarazo y la transferencia transplacentaria de anticuerpos maternos. Históricamente las mujeres embarazadas han sido excluidas de los estudios clínicos en vacunas, y esto genera inequidades en cuanto a la vacunación por la falta de datos con los que ellas y sus médicos de cabecera puedan tomar decisiones informadas sobre los potenciales riesgos y los beneficios de ser vacunadas durante el embarazo. Precisamente debido a la falta de evidencia en esta población con respecto a la seguridad y la eficacia de las vacunas COVID-19, las directrices de vacunación para las mujeres embarazadas han sido inconsistentes. En este blog resumiremos las recomendaciones actuales por las organizaciones internacionales y nacionales que regulan las directrices asociadas a los protocolos de vacunación.

¿Existe un mayor riesgo a desarrollar enfermedad grave asociada a COVID-19 en mujeres embarazadas?

A pesar de que el riesgo a desarrollar una enfermedad grave de COVID-19 sin comorbilidades es bajo, las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad grave de COVID-19 que las no embarazadas. Esto incluye un mayor riesgo a hospitalización, cuidados intensivos, necesidad de ventilación mecánica, e incluso aunque en una menor medida la muerte. Adicionalmente, las mujeres embarazadas con COVID-19 tienen un mayor riesgo de sufrir el nacimiento prematuro del bebé y otros resultados adversos del embarazo, en comparación con las mujeres embarazadas sin COVID-19.

Datos sobre seguridad, eficacia y beneficios de las vacunas contra el SARS-CoV-2 durante el embarazo.

La información sobre la seguridad y la eficacia de la vacunación COVID-19 durante el embarazo, aunque continúa siendo limitada, ha ido creciendo. Los datos que existen hasta el momento sugieren que los beneficios de recibir una vacuna COVID-19 superan los riesgos de vacunación conocidos o potenciales durante el embarazo. Algunos datos que tenemos hasta el momento son:

  • Las vacunas disminuyen el riesgo a desarrollar una forma grave de COVID-19 en mujeres embarazadas.
  • Los anticuerpos producidos después de la vacunación pueden ser detectados en la sangre del cordón umbilical. Esto que indica que existe la posibilidad de que los anticuerpos anti- SARS-CoV-2 sean pasados al bebé y que recibir alguna de las vacunas aprobadas contra el SARS-CoV-2 durante el embarazo podría potencialmente ayudar a proteger al bebé contra el COVID-19.
  • No se han registrados efectos secundarios en mujeres embarazadas diferentes de los efectos secundarios previamente ya reportados en mujeres no embarazadas. El Centro de Prevención y Control de Enfermedades de EE.UU. (CDC) se encuentra monitoreando los efectos de la vacunación en mujeres embarazadas en un registro denominado V-Safe Registro de Vacunas en el embarazo (Vaccine Pregnancy Registry | CDC). En un reporte realizado el 30 de Julio del 2021 por la Sociedad de Medicina Materno-Fetal se indicó que hasta ese momento se habían vacunado más de 139.000 embarazadas, y no se reportaba un riesgo incrementado asociado a la vacuna de desarrollar problemas inesperados durante el embarazo o alguna afección en el feto. Los efectos secundarios ocurrieron principalmente en los primeros 3 días después de recibir la vacuna, y estos incluyeron fiebre de leve a moderada, dolor de cabeza y dolores musculares.
  • Las vacunas COVID-19 aprobadas no tienen el virus activo por lo que no causan infección o enfermedad en las mujeres embarazadas y sus bebés. Tampoco se ha descrito que afecten la fertilidad futura.

Recomendaciones de organizaciones internacionales respecto a la vacunación en gestantes y mujeres en etapa de lactancia. 

El 11 de agosto de 2021, la CDC actualizó las pautas de las vacunas COVID-19 para las mujeres embarazadas. En esta guía indican que la vacuna COVID-19 se recomienda para todas las personas mayores de 12 años, incluidas las embarazadas, las mujeres en etapa de lactancia, las mujeres que intentan quedar embarazadas ahora o que podrían quedar embarazadas en el futuro. Por su parte el Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización del Reino Unido (JCVI) ha aconsejado que a las mujeres embarazadas se les debe ofrecer la vacuna COVID-19 al mismo tiempo que a las personas de la misma edad o grupo de riesgo. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) recomienda que todas las mujeres embarazadas, después del primer trimestre de gestación, así como las que están en etapa de lactancia, reciban la vacuna COVID-19. Por su lado la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que para las mujeres embarazadas se considere el uso de la vacuna COVID-19 sobre la base de una evaluación del beneficio frente al riesgo. Según la OMS este análisis debe estar basado en la información sobre los riesgos conocidos de COVID-19 en el embarazo y los probables beneficios de la vacunación en el contexto epidemiológico local.

Protocolo de vacunación autorizado en Chile para mujeres embarazadas.

En la guía de Vacunación Contra SARS-CoV-2 de Mujeres Embarazadas (División Prevención y Control de Enfermedades, Departamento de Inmunizaciones Subsecretaría de Salud Pública), actualizada el 3 de mayo 2021, se indica que basado en las recomendaciones nacionales e internacionales, la situación epidemiológica nacional específica de las gestantes, y teniendo presente los aspectos regulatorios, la vacunación de las embarazadas considera los siguientes aspectos:

  • Se incluirán en el calendario de vacunación semanal las embarazadas que estén cursando el 2do trimestre de gestación (a partir de las 16 semanas de edad gestacional). Se priorizarán embarazadas con riesgo de morbilidad grave: en caso de presentar comorbilidades como obesidad (índice de masa corporal >30), Síndrome Hipertensivo del embarazo, diabetes pregestacional y gestacional, trombofilias, embarazo múltiple, patologías que requieren tratamiento inmunosupresor o enfermedades cardiacas o pulmonares graves. También serán priorizadas las gestantes que tengan funciones laborales que las exponen a riesgo aumentado de infección.
  • Las embarazadas que se encuentren cursando el segundo trimestre de gestación pero que no presenten comorbilidades o riesgo aumentado a infección, para tomar una decisión deben hacer una evaluación conjunta con el profesional de la salud (matrón/a, enfermero/a o médico) sobre el riesgo-beneficio de la vacunación contra COVID-19.
  • Las embarazadas que de manera inadvertida fueron vacunadas deben completar el esquema de 2 dosis, independiente del tiempo trascurrido desde la 1era dosis.
  • Se utilizarán las vacunas de los Laboratorios Pfizer – BioNTech y Sinovac Life Sciences, en esquema de 2 dosis.

El aumento de información sobre la seguridad y los beneficios de la vacunación en gestantes, y las recomendaciones de organismos internacionales ha conllevado a un incremento en el número de países que incorporan en sus guías de vacunación el uso de vacunas COVID-19 en mujeres embarazadas. Como ejemplo, el 6 de julio del 2021 en 28 países todas las mujeres embarazadas podían recibir o elegir recibir las vacunas COVID-19 aprobadas. A la fecha ya son 50 países los que recomiendan la vacunación COVID-19 a todas las gestantes (Figura 1). Con el seguimiento a los estudios clínicos en curso, la generación de nuevos estudios y la vacunación ya aprobada en tantos países aumentará la disponibilidad de datos sobre seguridad, eficacia y balance de riesgo-beneficio de la aplicación de las vacunas COVID-19 en gestantes en todas las etapas. Las políticas nacionales de vacunación evolucionarán de acuerdo con la actualización de la información y a la recomendación de los organismos internacionales.

 

Figura 1. Seguimiento mundial de políticas nacionales sobre vacunación contra el SARS-CoV2 en mujeres embarazadas. Imagen modificada de COMITGLOBAL.org.

Escrito por: Celia María Limia León, PhD.

Referencias:

MUJERES-EMBARAZADAS-8.pdf (minsal.cl)

Comparte este artículo

Leave A Comment